martes, 25 de octubre de 2011

estuco y otras hierbas

Bueno, este ha sido un trabajo interesante de pintura decorativa, por varias razones. Primero y principal porque el cliente no me a metido ninguna prisa para acabarlo, lo cual se agradece, y porque se a experimentado con algunas cosas que tenia ganas de hacer y no sabia donde.
Este es el salón, las paredes van pintadas de un gris clarito que aunque en la foto no se aprecie se diferencia bastante del techo, en blanco nuclear. El salón esta decorado casi totalmente con muebles en colores blanco, negro y plateado. El cliente decidió muy acertadamente romper estos colores con un estuco veneciano verde en la pared que queda tras el sofá. Al colocarlo de esta manera se le quita protagonismo a un acabado tan brillante y llamativo como este.
El estuco esta dado a llana, y para darle brillo se a optado por bruñirlo, esto fue capricho mío, para mi el brillo del bruñido es mas bonito y natural que el de la cera, eso si muuucho mas trabajoso.
 En la entrada de la casa y el recibidor se ha realizado el experimento. Se trata de una pared con textura. Se a pintado con pintura plateada y después se a patinado con una cera negra intentando guardar la línea de los muebles del salón, y de esta manera dar cierta continuidad a los dos espacios.

Esta es una imagen en detalle de la textura de la pared. La textura esta sacada con las manos así que busquéis rodillos que os haga el dibujo. Mas adelante publicaré un manual de como se hace, es muy sencillo.
La idea de esta pared es la hacer de marco a alguna estantería o mueble mediano, de forma que la textura y el color de la pared sea un apoyo para el mobiliario, no un elemento central. colocamos esta alacena antigua en centro del paño para probar el efecto.
Ya dejo de dar la chapa, un saludo Isaac.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada