domingo, 6 de noviembre de 2011

¿Donde se mete el pintor los viernes?

Este es un trabajo de esos peculiares que tuve que hacer a ratos. Se trata de pintar el arco del recibidor de la casa.
Así dicho parece un trabajo sencillo, pero tiene mas miga de la que parece, el arco esta echo de diferentes materiales, la parte superior es de escayola, las esquineras de abajo son de madera y los entrepaños son la misma pared. Además estaba bastante mal pintado, con marcas y pelos de brocha, gotas arroyadas, y desconchones.
Al arco se le decapó la parte de madera,  en la escayola se le lijaron las gotas de pintura, reparándose después los desconchones y golpes con emplaste.
Resumiendo, tras mucho pelear con el se consiguió adecentar un poco, no quedó como nuevo pero mejoró notablemente.
Luego se pintó con una mano de selladora blanca para dar una buena base y uniformar la absorcion de los diferentes materiales, y dos de esmalte- laca blanco como acabado.
La fotografía es bastante mala ya que la saque con el móvil, pero creedme que mejoró mucho.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada